Alice in Wonderland


A Ivette

ALICE: Señor gato, ayúdeme…
GATO: ¿Qué te ocurre, niña?
ALICE: No sé por qué camino debo tomar.
GATO: Ah… ¿y hacia dónde quieres ir?
ALICE: Le digo que no sé. Estoy perdida, no conozco a nadie en este bosque. Incluso el conejo con smoking y trompeta y reloj despertador colgando del bolsillo al que venía siguiendo se ha logrado escabullir, y ahora no sé hacia dónde dirigirme…
GATO: Escúchame, niña, ninguna decisión en este momento es de vida o muerte. A no ser, por supuesto, que te tomes una botella de veneno, o te lances delante de un auto, o te pongas a mal con la señora reina…
ALICE: No, no pienso hacer nada de eso. Sólo dígame por dónde debo ir.
GATO: Bien, puedes ir por cualquiera de los caminos, con tal de que siguas en la misma dirección durante un tiempo, y así llegarás a algún lugar…
ALICE: (Ufff… qué gato más baboso) Adiós, señor gato, le agradezco su consejo.
GATO: Adiós, adiós, ve por la sombrita. Y si te vuelves a tropezar con ese conejo soplatubos no lo sigas, te podrías perder de nuevo… (a quién se le ocurre correr detrás de un conejo con smoking)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: