People always leave


La soledad en sí misma no es lo más terrible. Basta con negar a Borges y decir “si he de entrar en la soledad, pues ya estoy solo”, cerrar toda salida al mundo y quedarse escudriñando por la ventana entreabierta, tratando de tomarle el pulso a la vida que pasa allá afuera; soñar con todo lo que podría suceder en el futuro, que es la forma de vivir sin haber vivido, o de esperar la llegada del maná mientras dios se entretiene jugando a las cartas.
Lo más terrible es haberte conocido, saber que existes en algún lugar. Quiero sentarme a esperar, a ver cómo todo se pudre, pasto de la amargura y la desidia. Quiero dejar la memoria olvidada en un rincón. Cuando todos se hayan ido, no tendré con qué echarlos de menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: