Espejo de (im)paciencia

Espejo de paciencia: augurio del futuro de la nación.
No sé por qué el primer texto de la literatura cubana se tenía que llamar, precisamente, Espejo de Paciencia. En todo caso su autor, ya sea Silvestre de Balboa o el tramposo de Domingo del Monte, miró en el cristal del adivino y resumió, en el título del poema, la esencia de la nación y de sus habitantes.